Consejos sobre fisioterapia y suelo pélvico

Desde la sección de Fisioterapia nos ocupamos de tratar diferentes dolencias que afectan a nuestro cuerpo. En esta ocasión hablaremos de los tratamientos dirigidos a la zona del suelo pélvico.  Esta parte de nuestro cuerpo está formada por músculos y ligamentos que se encargan de mantener en una posición correcta a la vejiga, el útero y el recto.
Cuando esta zona se debilita puede dar lugar a la incontinencia urinaria, fecal y disfunciones sexuales. Estas pueden afectan tanto a la mujer, como al hombre o incluso a los niños.
Existen técnicas enfocadas a la realización de ejercicios que permiten fortalecer esta musculatura. Con los ejercicios Kegel podemos dotar de elasticidad y fuerza a estos músculos.
A través de un tratamiento de fisioterapia adecuado se pueden conseguir curar este tipo de problemas.

Afecciones del suelo pélvico en las mujeres

Las mujeres se ven afectadas por estas dolencias, especialmente en dos momentos puntuales de su vida:

Embarazo y parto: pueden producirse diversas patologías como consecuencia de la presión que ejerce él bebe durante el embarazo. Estos músculos sufren una importante distensión durante el parto.

Menopausia: la mujer nota una pérdida de masa muscular unida al envejecimiento progresivo. La consecuente pérdida de elasticidad contribuye al deterioro de la zona del suelo pélvico.

Tratamientos para aliviar disfunciones del suelo pélvico

Cada caso debe ser valorado individualmente con la intención de realizar un diagnóstico adecuado para ofrecer un tratamiento adecuado.

Dependiendo del tipo de dolencia detectada, el paciente deberá ser examinado por diferentes profesionales del equipo médico: ginecólogo, urólogo, proctólogo…
Existen algunos casos en los que la solución será un tratamiento quirúrgico como ocurre con algunos síntomas de incontinencia urinaria o prolapso pélvico.
Si embargo en la mayoría de los casos, la solución será optar por un tratamiento conservador de rehabilitación de fisioterapia.  El equipo de fisioterapeutas realiza técnicas sin efectos secundarios y de fácil aplicación. Entre ellas podemos destacar: la terapia manual, el masaje perineal, miofascial, diferentes ejercicios de suelo pélvico, gimnasia hipopresiva, tratamiento con aparatos, electro-estimulación …

 

Déjanos un comentario

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH